¿Qué necesito saber sobre la alineación y balanceo de mi vehículo?

Casi todos hemos escuchado alguna vez, las palabras: alineación y balanceo. Sin embargo, no todos tenemos la noción de lo que es, ni cómo y dónde llevarlo a cabo

La alineación es necesaria para que exista un desgaste parejo de la banda de rodamiento de las llantas y una dirección precisa.

 

Tres ángulos son los que se corrigen en la alineación:

1. Cámber o ángulo de inclinación de las ruedas: es el que forman las llantas con respecto a la vertical al ver el auto por el frente o por detrás.

2. Cáster o ángulo de inclinación del eje: cuando se gira el volante de la dirección, las ruedas responden moviéndose en un pivote que está unido a la suspensión del vehículo. El cáster es el ángulo que forma este pivote con respecto a una línea vertical que pasa por el centro de la rueda al ver el vehículo de un costado.

3. Toe o convergencia: Al ver las ruedas desde la parte superior del vehículo, éstas deben ser paralelas, si ambas apuntan hacia adentro entonces se tiene convergencia; por lo contrario, se tendrá divergencia.

 

¿Cuándo hay que hacerla?

- Si alguna de las cuatro llantas muestra un desgaste excesivo en un extremo o en ambos extremos, en el centro o presenta algún patrón de desgaste irregular.

- Cuando se efectúa un mantenimiento en el sistema de dirección o suspensión del auto.

- Después de 45 kilómetros de haber efectuado la última alineación, aunque el vehículo no parezca necesitarlo.

- Si el vehículo gira más fácil hacia un lado que hacia otro.

- Si al conducir en la línea recta el volante no se encuentra en posición correcta, es decir, el vehículo va en línea recta pero el volante apunta hacia algún otro lado.

- Si el vehículo tiende a cargarse hacia un lado mientras se maneja.

- Si el auto se encuentra descuadrado, es decir, las llantas delanteras apuntan en una dirección mientras que las traseras lo hacen en otra, y esto puede deberse a un problema serio de alineación.

Fuente: http://www.noroeste.com.mx/publicaciones.php?id=403346

 

¿Por qué balancear los cauchos de su vehículo?

El balanceo apropiado de los cauchos es importante para obtener un mejor confort al manejar y una larga vida de los cauchos. Los cauchos desbalanceados pueden causar vibración resultando un cansancio al manejar, un desgaste prematuro de los cauchos y un desgaste innecesario de la suspensión de su carro.

Los cauchos deben ser balanceados al ser montados por primera vez en los rines, o al ser remontados durante una reparación. Los cauchos deben ser nuevamente balanceados a la primera señal de vibración o "sonido extraño".

Adicionalmente, el balanceo proporcional de los rines evitará mal deformaciones en la banda de rodamiento, llevando así la carencia de adherencia adecuada de los cauchos provocando posibles accidentes.

La vibración puede ser debida a la falta de alineación o a problemas mecánicos. Muchos concesionarios pueden ofrecerle el diagnóstico y el balanceo profesional.

 

¿Por qué se desalinea la dirección?

  • Sobrecarga en el vehículo.
  • Tropezón con obstáculos.
  • Caída en hoyos.

 

¿Qué bene­ficios se obtienen al alinear y balancear las ruedas?

  • Reducir el consumo de combustible.
  • Lograr una operación más segura.
  • Evitar el desgaste disparejo y prematuro.
  • Eliminar las vibraciones en la dirección.
  • Mejorar la conducción.
  • Adquirir un agarre más estable sobre la carretera.

 

¿Cada cuánto se debe alinear y balancear el vehículo?

  • Es recomendable hacerlo cada dos o tres meses.

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE ALINEACIÓN Y BALANCEO?

Las personas con frecuencia confunden la alineación y el balanceo, pero son procesos completamente diferentes.

La alineación del vehículo ajusta los ángulos de los neumáticos, manteniéndolos perpendiculares al suelo y paralelos entre sí. El balanceo de un neumático permite que el mismo gire sin provocar vibraciones en los vehículos a determinadas velocidades.