Las Carreteras Guillotinas de Venezuela

 

Las Carreteras Guillotinas de Venezuela

Las principales vías del país tienen más de 40 años construidos. Los expertos en vías, recomienda evaluar cada dos años la pérdida de serviciabilidad del pavimento y ejecutar acciones. Se le debe realizar mantenimiento constante y revisar la accidentabilidad vial, por medio de un observatorio de seguridad vial.

Cada año, los accidentes de tránsito causan la muerte de aproximadamente 1,3 millones de personas en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. Y Venezuela es considerado uno de los países con la tasa de más muertes por accidentes de tránsito. La principal razón: el mal estado de sus vías.

La mayor cantidad de siniestros viales se producen en los estados Miranda, Bolívar, Lara, Aragua, Anzoátegui, Carabobo y Zulia. En estas regiones se encuentran las vías más peligrosas, con altas cifras de siniestralidad en la Autopista Regional del Centro, la vía a Oriente y la autopista Lara-Zulia.

En reiteradas ocasiones, autoridades de Protección Civil, los diputados de la Asamblea Nacional y el Colegio de Ingenieros se han pronunciado sobre el mal estado de la infraestructura vial como una de las primeras causas de accidentes de tránsito.

Hundimientos, fallas de borde, huecos en la carpeta asfáltica, juntas abiertas y puentes inhabilitados son las principales fallas de las vías del país.

  

Señalización Vial:

La señalización no debe faltar en ninguna de las vías, porque son elementos de control que dan seguridad a los usuarios. Las señales verticales dependen de lo que se quiera informar al usuario. Existen 3 tipos: reglamentarias,  preventivas e informativas. En las zonas urbanas e intercepciones se usan más las preventivas, mientras que en las extraurbanas se usan las informativas para orientar al usuario sobre el destino o cercanías de lugares. Además, es imprescindible mantener la demarcación horizontal.

El diseño de vías de mayor jerarquía –continua- debe permitir altos volúmenes vehiculares, se deben definir anchos dentro de los valores permitidos, porque se estima que circulen vehículos pesados. Según el profesor Jesús Urdaneta, la norma establece que el ancho debe ser 3,60 metros por cada canal de circulación.

Los drenajes son otros elementos fundamentales de las vías de comunicación, porque un mal drenaje puede dañar el material asfáltico.

Desde el punto de vista teórico, un reductor de velocidad no debe estar presente en vías de altas velocidades, porque estas se diseñan en función de ofrecer movilidad y colocar en ellas elementos de restricción es contradictorio.

El reductor de velocidad es un elemento de seguridad, pero en el caso de vías extraurbanas deben evitarse desarrollos poblacionales que impliquen su incorporación. “Muchas veces vemos que los reductores de velocidad sirven para que se implemente el uso de suelo a su alrededor. En zonas urbanas sí es permitido este tipo de elementos, pero solo en vías de baja velocidad”.

Es muy común ver en Venezuela reductores de velocidad que no cumplen con la norma establecida y esto se debe a que en la mayoría de los casos, la misma población los fabrica, sin supervisión y sin los materiales recomendados para mantener la seguridad vial del usuario.

Las señales de tránsito son indicadores que informan, previenen y controlan el desplazamiento seguro de vehículos, motos y peatones en la vía. En Caracas, muchos de estos indicadores se encuentran deteriorados, hecho que afecta a aquellos que transitan por sus calles, avenidas y autopistas.

En un recorrido realizado por el equipo de Últimas Noticias, en varias zonas de la ciudad, se pudo constatar que grafitis, desgaste de color, fisuras, ramas encima de los avisos, son las características principales de las señales.

Leer más en: http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/ciudad/parroquias/fotos---senales-de-transito-en-caracas-necesitan-c.aspx#ixzz3dLbuNTvv