cintas para lavida22

 

CINTAS PARA LA VIDA (collares que brillan en la oscuridad)

Desde la directiva de ASOTRÁNSITO, se diseñó una campaña que busca disminuir los arrollamientos y atropellamientos de animales  para así disminuir la cifra de accidentes de tránsito en las carreteras de Venezuela.

 

Son muchos los conductores de vehículos que expresan su preocupación al ver tantos animales sueltos y abandonados en la carreteras, ya que esto puede terminar en una maniobra que puede poner en riesgo la vida de algunos actores de la comunidad vial, como: peatones, conductores, motoristas, etc.

 

Tomando en cuenta este problema, nuestra asociación decidió colocar #CintasParaLaVida a los perros callejeros. Iniciando esta  campaña en la Guaira, y con el apoyo de la Fundación Kikiriwua, en el Día Mundial de las Playas.

 

Aquí algunas fotos:

 

 

Estas cintas son cintas Reflectivas que permiten la visibilidad del animal a unos 150 mts, mientras que sin la cinta y en la oscuridad solo se podrá  verse a unos 30 mts aproximadamente.

 

Un simple reflectante puede salvar una vida!

 

Hoy en día, peatones, automóviles, motocicletas, bicicletas, autobuses, camiones y, hasta vehículos de tracción animal, circulan por los complejos sistemas de transporte. Todos estos usuarios compiten por el uso del espacio en las vías de comunicación. Las fallas en el diseño de los sistemas de tránsito y de la infraestructura aumentan el conflicto entre los usuarios de las vías públicas y generan numerosos traumatismos fatales y no fatales.

 

Los traumatismos causados por el tránsito son un grave motivo de inquietud para el desarrollo y la salud en el mundo. Las Naciones Unidas, la Organización Mundial de la Salud y Ong de los Países miembros planificaron y activaron el DECENIO PARA LA SEGURIDAD. Dentro de las pautas de este movimiento encontramos la necesidad de aumentar el uso de reflectantes, tomando en cuenta las estadísticas a nivel Mundial.

 

Casi 1,3 millones de personas en el mundo mueren cada año a raíz de accidentes de tránsito, lo que convierte a los traumatismos causados por el tránsito en la décima causa principal de defunción a nivel mundial. Más del 90% de las defunciones y traumatismos causados por el tránsito ocurren en países de ingresos bajos y medianos. En todo el planeta los accidentes de tránsito se han convertido en la principal causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad. Cerca de la mitad de las víctimas mortales que se cobran las vías de tránsito del mundo entero son peatones, ciclistas o motociclistas y varios otros millones de personas sufren traumatismos y a menudo quedan discapacitadas para toda la vida.

 

Recuerde: Independientemente del tipo de animal, si éste es pequeño como, por ejemplo, un perro, gato o ardilla, debemos tratar de evitar el atropello, sin frenar bruscamente ni dar volantazos, manejando con suavidad el volante.

 

Sin embargo, si el animal es gran tamaño como, por ejemplo, un caballo, vaca o ciervo, debemos intentar esquivarlo desviándonos ligeramente hacia la derecha si las condiciones de la vía lo permiten pero nunca invadiendo el carril izquierdo o contrario si la vía es de doble sentido de circulación, soltar el acelerado y sujetar con fuerza el volante para mantener en todo momento el control de nuestro vehículo; y si no fuera posible evitar el atropello, debemos no impactar contra el animal de forma frontal para evitar que penetre a través del parabrisas.

 

Por último, debemos reaccionar con antelación, incrementar la atención a lo lejos y en los márgenes de la carretera y, sobre todo, disminuir la velocidad para tratar de evitar el atropello o un mal mayor ya que ante la presencia imprevista de un animal, desviarse o frenar de forma intensa puede ser peligroso.

 

PROXIMAMENTE:  Poco a poco esta campaña recorrerá toda Venezuela, pero necesitamos contar con recursos económicos para seguir ayudando, hasta los momentos lo hemos realizados solamente con los ingresos que genera las capacitaciones de nuestra asociación.

 

Le invitamos a colaborar, escríbenos al correo: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.